poética del paseo. notas sobre “el jardín google”

Investigaciones visuales

En una exposición organizada recientemente en Buenos Aires, y por efecto de un simple pero ingenioso juego lumínico, palabras extraídas de las obras de Jorge Luis Borges se proyectaban sobre el espacio de la galería y giraban como estrellas en la noche. Algo similar parece ocurrir en la ciudad, donde las metáforas borgianas adoptan la forma de calles y barrios enteros. Desde los espejos que doblan la cantidad de pasajeros de Subte hasta las calles circulares del laberíntico Parque Chas, los intersticios entre realidad y ficción emergen por todos lados. | La imagen que introduce esta entrada forma parte del proyecto El jardín Google (2014) de Beto Gutiérrez.

La conocida paradoja del mapa de dimensiones desmesuradas que coincidía puntualmente con el territorio de un antiguo Imperio resultó de la reflexión del escritor argentino sobre esta idea de cartografiar espacios imaginarios. La anécdota merece ser reconsiderada en vista de experiencias tecnológicas dirigidas a capturar, almacenar, organizar y reproducir información visual cada vez más detallada del mundo. Hoy, el Aleph se mide en zettabites de data.

La propuesta de Beto Gutiérrez parte de la impresión de que Buenos Aires espacializa el pensamiento borgiano; de hecho, tiene su origen en un descubrimiento que podría leerse en cualquier página de Ficciones. Una tarde, después de fotografiar la escultura del autor que descansa a la sombra de los árboles de la Biblioteca Nacional, Gutiérrez atravesó el jardín que lo separaba del Museo de Bellas Artes. Durante el recorrido, encontró un busto que llamó su atención: el hombre representado tenía los ojos cerrados. Una inscripción revelaba que se trataba de Louis Braille, inventor del sistema de lectura para ciegos. Dos hombres de tiempos y lugares distintos dialogan secretamente sobre literatura y ceguera en un jardín solitario.

En las operaciones determinadas por el dispositivo fotográfico subsisten algunas ideas que se encuentran repetidas en los textos de Borges, como el doblaje de las apariencias de la realidad, la dificultad de diferenciar esta última de sus simulacros y el encuentro de espacios y temporalidades más o menos distantes. A estos temas, que también están presentes en producciones anteriores de Gutiérrez –lector disciplinado del escritor porteño– se le suma la poética del paseo, del trayecto que se consolida a través de los encuentros azarosos que deparan la ciudad y el ciberespacio. Un paseo por Recoleta continúa en la exploración de las posibilidades que ofrecen las tecnologías digitales.

Las fotografías se mezclan con screenshots. La captura de pantalla constituye una estrategia curiosa en tanto emplea el dispositivo de recepción para la producción visual, registrando el uso de herramientas web desarrolladas por la compañía Google: Street View, Maps, Earth y Translate. En el conjunto, destacan las traducciones sucesivas de El jardín de los senderos que se bifurcan, las cuales dan lugar a la acumulación de errores y la transformación del texto original. Lo mismo ocurre con los archivos de audio, en cuya polifonía resuenan voces de planos distantes. Como resultado, los elementos que conforman la obra de Gutiérrez podrían ser percibidos como postales de un viaje o anotaciones del diario de un recorrido por senderos reales e imaginarios. La propuesta propone una relectura desde una cierta estética de la proximidad, en la que las palabras del escritor argentino devienen susurros o texturas urbanas que, como el Braille, sugieren la caricia.

El jardín Google fue creado a propósito de Jardín del Tiempo, una relectura multimedia de El jardín de senderos que se bifurcan, de Jorge Luis Borges.

 

The Author

autor, investigador y docente de temas vinculados con la fotografía y el pensamiento contemporáneo. buenos aires, argentina. buzon.jpg@gmail.com